Cangallo 85

16 comentarios en “Cangallo 85”

  1. En la fila III, al lado de Matías Migoya está Daniel Masachessi (no sé como se escribe…)
    Qué chiquititos todos… un amor!!!!
    Yo voy a buscar la de mi grado del mismo año, para que quede el archivo completito…
    Ahh, la maestra es Rosa… no me acuerdo el apellido.

  2. estimada gabriela, el nombre de daniel se escribe primero con doble “s” y luego con doble “c”, le voy a decir a daniel que escriba para clarificarnos ese asunto con exactitud. Los nombres restantes son exactamente los mencionados.
    saludos

  3. Moira, más que de un nombre yo creo que, como casi todas las maestras de esa época, la B es de su apellido de soltera pero no sé por qué les fascinaba usar el de casada anticipando el “de”. Y creo que, salvo en algunos casos como Hilda Heilein de Giancola, el apellido de soltera era siempre un misterio.

  4. Totalmente, cómo no me di cuenta que la B era el apellido de soltera. Qué gila!! Eso sí, lo de Bongiorni no me lo acordaba ni a palos. Con ese apellido ahora entiendo por qué era ella estaba a cargo del turno mañana y no pintaba para nada a la tarde, jaja

    Hablando del turno tarde, Juanita (la vicedirectora) también usaba el apellido completo “Domínguez de Di Marzio” (¿era así?).

    María José, el tema del apellido de casada era porque en ese momento la ley del nombre obligaba a las mujeres casadas a usar el apellido del marido, precedido del “de”. Esto se modificó en el ’87 y es por eso que para nosotras es optativo usar o no el apellido del marido pero si lo hacemos tenemos que ponerle también el “de”. En el proyecto del ley que está por salir ahora quieren cambiar y dejar a las mujeres que usen (si quieren) el apellido del marido pero sin el “de”.
    Ya llegará el día que los hombres casados usen el apellido de sus mujeres, como pasa en otras latitudes.

    Espero no haberlos aburrido con estos datos.
    Besos, Moira (sigo y seguiré siendo Revsin, a secas)

  5. Bongiorni! Pero que buen apellido! Cómo no lo usaba en todo su esplendor?!?

    Moira, cómo sabe la Dra! jaja! Yo creo que ya bastante con usar el de la madre y el padre (que es lo más justo y leí que en Argentina quieren hacerlo) como para encima ponerse el de otro por más maridito que sea. Yo digo que ni sin el “de” ni con el “de”, cada uno a sus apellidos que ya es bastante, no? Pero bueno, cada uno hace lo que quiere, claro está. Igual a las maestras les encantaba lo de usar el “de” porque en realidad nadie las obligaba, con usar su apellido ya era suficiente. Quizás estaba de moda y de paso dejabas clarito que no eras una solterona, cosa que a las maestras les re importa, quién sabe por qué.

  6. Siempre me causo mucha gracia eso de Juana “D de Di” Marzio. Parecia un nombre de “mesa de noticias” (La agencia de dobles de la calle Doblas, x ej)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s